La Procesionaria del Pino (Thaumetopoea pityocampa) es originaria del sur y el centro de Europa. En los últimos años, se ha extendido hacia el norte de Europa, posiblemente debido al cambio climático.

La característica principal de la procesionaria del pino es que las orugas de esta especie están recubiertas de unos pequeños pelos que pueden producir alergias, y suponen un riesgo para la salud, ya que provocan irritación de la piel en forma de sarpullido o erupción en el cuello, los brazos, las piernas y el torso, que puede durar varias semanas, irritación de los ojos y problemas respiratorios. Los siguientes factores pueden contribuir al efecto que provoca la procesionaria del pino:

  • Cada mariposa hembra de procesionaria puede llegar a poner hasta 200 huevos en la copa del árbol.
  • Las mariposas hembra son capaces de distinguir los tipos de pino sólo por la vista y el olfato, para así decidir dónde poner sus huevos.
  • Pueden llegar a encontrarse hasta 2000 huevos en el mismo árbol, que al eclosionar darán lugar a otras tantas orugas.
    Cada oruga tiene alrededor de 1000 pelos, lo que puede dar lugar a nubes de pelos que pueden provocar alergias e incluso asma.



Si piensa que necesita la ayuda de un experto para eliminar la procesionaria del pino, llame a Grupo Fumiserv al 956 320 997 ó 625 381 820 y solicite una inspección gratuita

Identificar la procesionaria del pino

Identificar la procesionaria del pino a tiempo es fundamental para conseguir eliminarla, puesto que una detección temprana ayudará a realizar los tratamientos de eliminación antes de que se haya desarrollado completamente, que al igual que sucede con el resto de las plagas, es lo ideal para conseguir su completa erradicación.

Las claves para identificar la procesionaria del pino varían según la época del año, puesto que la oruga procesionaria del pino se encontrará en diferentes estadios de su evolución en cada época del año.

A grandes rasgos estas son las claves para identificar la procesionaria del pino, las cuales explicamos en más detalle a continuación.

Signos de infestación de procesionaria del pino


  • Bolsones (nidos de seda) en las copas soleadas de los pinos - esto se ve en invierno, a principios de diciembre más o menos, pero depende del clima de la zona.
  • Filas de insectos en los troncos de los pinos - en primavera, que es cuando bajan a enterrarse.
  • Pelos urticantes liberados por las orugas procesionaria - también en primavera.

Ciclo biológico de la procesionaria del pino



En verano (desde finales de junio a finales de septiembre) las mariposas adultas copulan, las hembras depositan sus huevos en los árboles, y se inicia el ciclo reproductor. A partir de ahí se inician sus cinco estadios larvarios (fase oruga)

Las primeras oruguitas nacen unos 30 o 40 días después de la puesta de huevos, y su comportamiento es gregario.

En su primer, segundo y tercer estadio (de unos 10, 15 y 30 días de duración respectivamente), las pequeñas orugas se alimentan de las acículas tiernas de los pinos. Durante el tercer estadio, aproximadamente a principios de diciembre, comienzan a formar los típicos bolsones (nidos de seda en las ramas soleadas de los árboles), y han desarrollado ya sus característicos pelos urticantes. La duración del cuarto estadio es muy variable: 1 mes en zonas cálidas y hasta 3 meses, todo el invierno, en zonas más frías.

La muda al quinto estadio se realiza al comienzo de la primavera. Este último estadio se caracteriza por una intensa alimentación- pueden llegar a defoliar completamente los pinos. Este periodo, a lo largo de la primavera, acaba con el abandono del nido y del árbol por parte de las orugas ya maduras, que bajan por los troncos en “procesión” y van buscando zonas adecuadas para su enterramiento-en los bordes o claros de los bosques.

Posteriormente, esas orugas se transforman en crisálidas, de las que después - ya en verano-, emergerán las mariposas hembras y machos, que volarán para aparearse.

Las hembras pueden volar distancias de hasta 5 Km. y los machos incluso más, hasta 20 Km.

Eliminar la procesionaria del pino



Las orugas de esta plaga autóctona se alimentan de muchos tipos de pinos, lo que provoca una seria defoliación y un gran daño a largo plazo. También puede afectar a cedros y abetos.

Además también pueden afectar a personas y animales, ya que las orugas procesionarias del pino están cubiertas por unos pelos urticantes que pueden provocar irritación en los ojos y en la nariz, y reacciones alérgicas.

Los especialistas aconsejan evitar cualquier contacto físico, no sólo con las orugas procesionarias del pino, sino también con sus nidos, o con los árboles afectados por esta plaga, ya que sus pelos alergénicos pueden despegarse de sus cuerpos y ser arrastrados por el viento hasta entrar en contacto con personas y animales.

Zonas que pueden verse afectadas por la procesionaria del pino

  • Colegios, guarderías, parques infantiles.
  • Piscinas al aire libre
  • Instalaciones deportivas, campamentos.
  • Parques públicos.
  • Cementerios.
  • Bosques.
Precauciones

  • Evitar las zonas afectadas.
  • No tocar los nidos de orugas de los árboles.
  • Proteger las zonas expuestas, especialmente la cara y el cuello, brazos y piernas.

Ventajas de nuestro sistema contra la procesionaria del pino



  • No se emplean productos peligrosos, por tanto no supone un riesgo para personas y animales que pueden encontrarse cerca de la zona afectada.
  • Respeta el medio ambiente, por tanto no perjudica a los pinos u otros árboles.
  • El sistema es aplicado por nuestro equipo técnico formado por verdaderos expertos en el control de plagas.