eliminar ratones

Ratones

Los ratones son otro de los dolores de cabeza que podemos encontrar en el hogar. Estos roedores no solo son expertos en comer y dañar todo a su alrededor, por ello es bueno saber de qué forma podemos exterminarlos y así evitar una contaminación en nuestro hogar ya que estos animales son portadores de parásitos y enfermedades sin contar el daño que le proporcionan a los objetos de la casa como ropa, puertas, cocina entre otros.

Los ratones son sin duda una plaga que puede llevar lo peor a nuestras casas. No podemos olvidar que la mayoría pernoctan en las cañerías y que suelen comer cualquier cosa, ya sea desde basura común hasta material descompuesto de otros seres vivos. Por ello son trasmisores naturales de bacterias, piojos y cualquier tipo de enfermedad.
Además que se reproducen de forma rápida y constante lo que hace que en cuestión de meses podemos tener una colonia de cientos de crías en nuestra casa con el peligro que devoren todo y destrocen muebles, ropa y en un descuido contaminen la comida de la despensa con su excremento y orines que son totalmente perjudiciales para la salud pública.

Por ello lo mejor para evitar estos dolores de cabezas es encontrar un método efectivo,  fumigando para eliminar su presencia en vuestros hogares y así evitar convivir alimañas que tarde o temprano nos traerán una desgracia.

llamar empresa fumigar

¿Qué hay que saber de los ratones?

Antes de combatir al enemigo hay que conocerlo bien, por lo que conocerás un poco mejor que son y el perfil que tiene estos roedores que crecen en cualquier parte. A diferencia de las ratas, los ratones son más pequeños y tienen un cuerpo más compacto. Aunque los veas todos iguales, no es así, en el planeta hay como una treintena de variedades según la región, clima y características físicas.

Estas 30 especies están clasificadas en género Mus y en los subgéneros como los Coelomys, Mus, Nannomys y Pyromys, pero en realidad para la gente corriente todos son ratones.
Dentro de sus características físicas están que suelen medir, por lo general, unos 7,5 a 10 centímetros y pesar unos 40 a 45 gramos. Tiene un gran olfato, lo que le permiten detectar el olor de la comida a grandes distancias.

Cómo exterminar a los ratones

Existen infinidad métodos para exterminar a los ratones, los hay mecánicos como las trampas, también puede aplicar la fumigación de expertos o emplear pegamento para atraparlas. Cada persona, según la dimensión del foco de ratones que tenga en casa usará el que más le convenga. Hay que tener en cuenta que para el uso de cualquier se debe analizar una serie de factores para determinar cual escoger, desde la cantidad de ratones hasta el presupuesto para aniquilar a estos pequeños roedores.

Las trampas mecánicas

Son el método más tradicional y antiguo. Su eficacia depende de muchos factores, como la elección de la carnada, el modelo de la trampa y sobre todo suerte, pues muchas veces el ratón escapa de ella.
Además si la colonia de ratones es de una extensa población no te servirá para exterminarlos a todos. Las trampas se emplean más que todo cuando se detecta la presencia de un ratón en la casa.

Pegamento

Es otro de los métodos que se pueden denominar como tradicionales. Aquí el procedimiento es colocar el pegamento en una superficie que podamos retirar al momento de la captura. Se coloca un cebo y se espera hasta verificar que el ratón quedé totalmente adherido al pegamento. Si hablamos en porcentaje este método puede funcionar en un 70 por ciento, pues se tiene conjugar muchas variantes desde que el roedor se sienta atraído por la carnada y que el pegamento logre el fijado total del cuerpo.

Fumigación

Es otra de las vías para erradicar estas alimañas de la casa. Aquí se tendrá que recurrir a la ayuda de profesionales. La fumigación se realiza cuando los daños causados por los ratones son continuos y se sospecha que existe una colonia con una población muy densa que no se puede controlar con los otros métodos. No dude en consultarnos a través de nuestro teléfono o formulario de contacto.

Veneno

También puede considerarse un método antiquísimo y como antiguo peligroso, pues se debe manipular el matarratas y evitar que las mascotas de la casa como perros y gatos se puedan comer el cebo, por ello es una de las vías más complicadas ya que puede perjudicar tanto a las personas que habitan la casa como a los animales domésticos.

Ir arriba